lunes, 8 de noviembre de 2010

Alma de Dios

El éxito alcanzado por la farruca de la zarzuela Alma de Dios, estrenada con música del maestro José Serrano y libretto de Carlos Arniches y Enrique García Álvarez, en el Teatro Cómico de Madrid el 17 de diciembre de 1907, supuso el espaldarazo definitivo para esta canción(1). La farruca y la canción húngara fueron los atractivos principales de una obra que alcanzó las 253 representaciones en su primera temporada. Así lo reflejó El Imparcial el 6 de julio de 1908.

Con un lleno en cada una de las secciones anunciadas, cerró ayer sus puertas el teatro Cómico; y mejor fuera decir que Loreto y Chicote no han hecho más que entornarlas, porque el sábado 29 de agosto, esto es, dentro de cincuenta y cinco días,  volverán a representarse en su escenario las graciosísimas escenas de “Alma de Dios”, cuya “farruca” y cuyo coro de húngaros cantan ya hasta los niños de pecho. […] “ni una sola” de las veces que se ha anunciado “Alma de Dios”, ni aún lloviendo o nevando, quedó “una sola” localidad en taquilla, caso que no se había dado hasta ahora en ningún teatro del género chico.


La cantó Dolores Saavedra y la bailó Lolita Girón, que al alimón tenían que repetir este número casi en cada función. La prensa del día no les escatimó elogios. Veamos algunos:

Lolita Girón merece renglón aparte. Danza la farruca como una consumada bailarina.
Heraldo de Madrid, 18 de diciembre de 1907.
En la parte musical correspondió el éxito a la Srta. Saavedra, que con su bella voz y su arte de cantante dio un gran atractivo a un tango y una farruca que se repitió entre grandes aplausos. Esta notable artista salió admirablemente caracterizada de gitana. Parecía una figura arrancada de un cuadro.
La señorita Girón bailó con gracia y desenvoltura la farruca.
La Época, 18 de diciembre de 1907.
Las señoritas Saavedra y Girón en la “farruca” de “Alma de Dios”, que canta la primera y baila la segunda de modo primoroso.
El Día, 25 de abril de 1908.
Vino luego la aplaudida “Farruca” de Alma de Dios. La señorita Saavedra, que tantos aplausos ha conquistado en el Cómico, la cantó admirablemente, y la bailó a maravilla la señorita Girón.
La “Farruca” hubo de repetirse entre grandes aplausos.
La Época, 25 de abril de 1908.
Las señoritas Saavedra y Girón, que en Alma de Dios obtienen a diario tan completo éxito, bailarán “la farruca” de la citada obra con su maestría singular.
El Día, 18 de mayo de 1908.

El texto de esta farruca decía:
                                                ¡Ay, Farruca, no me llores, no,
                                                porque tu gitano te engañó,
                                                que esa pena no merece el arrastrao
                                                que te abandonó.
                                                Baila, Farruca,
                                                baila que te baila,
                                                que te canto yo.
                                                Mu prontito has empesao a ver
                                                lo muchito que hase padeser
                                                er cariño a las mujeres,
                                                y ya ves cuando se quiere,
                                                lo que un desengaño hiere,
                                                y que se mata y se muere,
                                                por er queré.
                                                La, la, la, la.
                                                Baila chiquilla,
                                                que un queré no vale
                                                lo que mi cansión.
                                                Baila, Farruca,
                                                baila que te baila,
                                                que te canto yo.
                                                Arriba er limón,
                                                abajo la oliva
                                                 y arriba el limón,
                                                 limonada de mi vía,
                                                 limonada de mi amor.
                                                Arriba er limón,
                                                abajo la oliva,
                                                abajo la oliva
                                                y arriba er limón.



Alma de Dios fue llevada al cine en 1941, con guión y dirección de Ignacio F. Iquino, y casi como ocurriese con la zarzuela, lo único destacable fue el coro húngaro y la farruca que cantaba Pastora Soler y bailaba Trini Borrull. Aquí las podéis ver:

 
video


Notas
1. Otra farruca que tendría también gran aceptación fue la de la zarzuela El país de las hadas de Rafael Calleja, estrenada en 1910 con libretto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios.